Seguro que conoces de sobra la importancia de seguir una dieta sana y equilibrada, en la que el consumo de frutas y verduras debe realizarse a diario. En ensaladas, purés, zumos,….hay múltiples opciones para disfrutar de ellas, pero quizá no sepas que la forma en que las consumes también puede afectar a la ingesta de nutrientes. Por ejemplo: no es lo mismo comerte un par de piezas de fruta que tomarte un smoothie… ¿o sí? ¡Descubre la revolución del Cold Press y del HPP!

Hasta ahora, cuando tomabas un zumo o un smoothie de frutas envasado, sus efectos beneficiosos eran mucho menores que si te comías una pieza de fruta entera. Esto era así por varios motivos: para empezar, porque el porcentaje de fruta presente en estos productos no solía ser muy alto (¡muchas veces se encuentra, aún hoy, por debajo del 50%!); para continuar, porque el proceso de extracción del zumo y el procesamiento del mismo, normalmente mediante licuado y pasteurización, implicaba una reducción drástica de vitaminas y una merma de las características organolépticas del producto (su sabor, su color,…); y, por último, porque esta reducción de sabor, color y olor hacía necesario el uso de azúcares añadidos, colorantes y conservantes químicos, más conocidos como números -E, para darle al producto un aspecto más apetecible.

Desde hace algunos años, la industria alimentaria y la comunidad científica se han unido para ofrecer soluciones, apostando por la elaboración de productos más saludables y naturales. Y de esta unión han surgido dos procesos innovadores como el Cold Press (prensado en frío) y el HPP (procesamiento por altas presiones), que permiten desarrollar productos 100% naturales, que conservan todos sus beneficios intactos… ¡y que además están buenísimos!

Por una parte, el Cold Press nos permite evitar el licuado, que corta y centrífuga la fruta a gran velocidad, produciendo la pérdida de algunos nutrientes como, por ejemplo, la vitamina C. De esta forma, logramos conservar intactos todos los nutrientes de las verduras y las frutas, incluidos los que poseen en la piel. Así maximizamos su contenido de vitaminas y minerales, por un lado; y, por otro, minimizamos la oxidación, dando lugar a zumos naturales y saludables. ¡Apreciarás la diferencia incluso en su sabor y su color!

Por otro lado, la tecnología HPP consiste en someter a los alimentos, previamente envasados en recipientes herméticos flexibles, a altos niveles de presión hidrostática. Así se consigue reducir drásticamente la flora microbiana (bacterias, hongos,…) presente en los alimentos, y prolongar a su vez su vida útil. Y, además, este método también nos permite mantener intactas las características organolépticas del producto, por lo que podemos prescindir de colorantes y conservantes artificiales.

Imagina poder beberte un melón, o una sandía, o un delicioso smoothie de plátano y kiwi… ¡conservando todo su sabor y sus propiedades beneficiosas! Con Naturae ya no tienes que imaginarlo: si quieres disfrutar de un producto 100% natural, sin azúcares añadidos, ni procesamientos térmicos, prueba nuestros jugos ecológicos de aloe vera, nuestras bebidas refrescantes de aloe y frutas o, próximamente, nuestros nuevos smoothies y zumos elaborados con fruta fresca…¡y lo demás son cuentos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *